Lugares para vivir


La Villa Bahía aloja 2 pacíficos patios, uno con una atmósfera vegetal refrescada por una bonita fuente, la otra aloja una pequeña piscina adornada con un mosaico, ¡un extraño privilegio en el Pelourhino!

En el salón, los profundos canapés permiten momentos de relajación o de lectura. Mobiliario y objetos se han escogido preocupándonos por la autenticidad, una actitud bien acogida por los habitantes de Bahía que, cuando visitan la Villa Bahía, se encuentran entre aires familiares.

Una terraza sobre los tejados permite dominar el centro histórico, sus numerosos campanarios y sus fachadas coloridas.

El restaurante y el bar
El restaurante ofrece una gastronomía contemporánea que adapta las técnicas francesas a los ingredientes locales, cuyos sabores son la riqueza de la cocina de Salvador de Bahía.

El desayuno se sirve en el restaurante o en el patio. Bañado con zumos de frutas frescas, está compuesto de especialidades del Salvador, como el cuscús de tapioca o el beijus de mandioca.

¡Estamos en el país del café, el bar ofrece las mejores cosechas! Tostado en el lugar, su delicioso aroma invade regularmente la habitación.